Etiquetas

literatura norteamericana (15) Literatura de aeropuerto (14) Literatura patria (14) literatura inglesa (12) novela negra (10) siglo XIX (9) siglo XX (8) literatura irlandesa (6) Jerónimo Tristante (5) Literatura Ikea (5) Jane Austen (4) Literatura canadiense (4) Literatura francesa (4) Novela histórica (4) Serie Crepúsculo (4) Stephenie Meyer (4) Edith Wharton (3) Elizabeth Gaskell (3) Georgette Heyer (3) Lucy Maud Montgomery (3) Serie Ana de las Tejas Verdes (3) Serie Millennium (3) Stieg Larsson (3) Benjamin Black (2) Dickens (2) Historia de dos ciudades (2) Jean Christophe Grangé (2) John Connolly (2) Ken Follet (2) Literaura de aeropuerto (2) 1969 (1) 84 Charing Cross Road (1) Al borde del acantilado (1) Alicia María de los Reyes (1) Ana Frank (1) Arnaldur Indridason (1) Arthur Conan Doyle (1) Arthur G.R. Solmssen (1) Bram Stoker (1) Canción de hielo y fuego (1) Carlos Ruiz Zafón (1) Charlotte Brontë (1) Choderlos de Laclos (1) Cranford (1) Crepúsculo (1) Cristina Rodríguez (1) Dacre Stoker (1) Dan Brown (1) Diario (1) Donna Leon (1) Douglas Preston (1) Dracula (1) Déjame entrar (1) E.M. Forster (1) El Lémur (1) El Secreto de Christine (1) El alcalde de Casterbridge (1) El blog del inquisidor (1) El caso de la viuda negra (1) El documento Saldaña (1) El juego del ángel (1) El misterio de la Casa Aranda (1) El molino del Floss (1) El negocio de la Virgen (1) El otro nombre de Laura (1) El recodo del río (1) El sabueso de los Baskerville (1) El secreto de Sofonisba (1) El tesoro de los nazareos (1) Elizabeth George (1) Emma (1) Emma Donoghue (1) Enric Balasch (1) Esclavos de la oscuridad (1) Ethan Frome (1) Frankenstein (1) George Eliot (1) George R.R. Martin (1) Helene Hanff (1) Henning Mankell (1) Ian Holt (1) It (1) Jane Eyre (1) Jean Marie Auel (1) Jean Webster (1) John Ajvide Lindqvist (1) John Kennedy Toole (1) Katherine Neville (1) La Lista de los Siete (1) La casa de la alegría (1) La cruz de Tau (1) La edad de la inocencia (1) La elegancia del erizo (1) La habitación (1) La hija de Robert Poste (1) La indomable Sophia (1) La joven de Esparta (1) La mujer de verde (1) La mujer gris (1) Las amistades peligrosas (1) Las grietas del infierno (1) Lincoln Child (1) Literatura española (1) Literatura sueca (1) Lorenzo Silva (1) Lorenzo de' Medici (1) Los Asesinatos de Manhattan (1) Los amantes (1) Los hombres de la guadaña (1) Louis May Alcott (1) Luis Leante (1) Mark Frost (1) Mary W. Shelley (1) María Victoria Santos (1) Matrimonio de conveniencias (1) Maurice (1) Mira si yo te querré (1) Moisés Garrido Vázquez (1) Mr. Vértigo (1) Mujercitas (1) Muriel Barbery (1) Norte y Sur (1) Orgullo y prejuicio (1) Papaíto Piernas Largas (1) Paul Auster (1) Pedro Amorós (1) Pedro Antonio de Alarcón (1) Pedro de Paz (1) Philip Vandenberg (1) Pisando los talones (1) Pruebas falsas (1) Rubén Castillo (1) Saga Dollanganger (1) Sentido y sensibilidad (1) Serie Distritos (1) Serie Los Hijos de la Tierra (1) Seth Grahame-Smith (1) Sin testigos (1) Stella Gibbons (1) Stephen King (1) Sue Grafton (1) Suzanne Collins (1) T de trampa (1) Thomas Hardy (1) Torcuato Luca de Tena (1) Un lugar llamado libertad (1) Una princesa en Berlín (1) V.C. Andrews (1) Venetia (1) gabinete de lectura (1) serie Víctor Ros (1) siglo XXI (1)

sábado, 14 de noviembre de 2009

Déjame entrar


Mientras el Murcia pierde, para variar, frente al Rayo Vallecano, termino de leer Déjame entrar, una historia de vampiros que tiene su aquél. Tras los zombis sin fuste de Orgullo y prejuicio y zombis, he seguido con otro personaje clásico del terror: el chupasangres. Pero un chupasangres que tiene más que ver con el primero que apareció por el mundo de las novelas, es decir, el Conde Drácula de toda la vida, el auténtico, el Bram Stoker's y no el Coppola's ni el Stephenie Meyer's. Sí señor: un vampiro que mata y hace que otros maten por y para ella. Porque es un vampiro femenino y, además, para añadir más morbo al asunto, niña-adolescente.

Esta novela está plagada de antihéroes: el chico protagonista, Oskar, es el blanco del acoso de los típicos matones de la escuela, que lo insultan y lo maltratan físicamente. Por otro lado, le encanta coleccionar recortes de periódico con noticias sobre asesinatos e imaginar que él mismo es un asesino que mata de forma inclemente a sus maltratadores. Encontrará en Eli, su extraña nueva vecina, una amiga en la que confiar a pesar de lo rara que es. Eli vive con un tipo que Oskar cree que es su padre, pero nada más lejos de la realidad. Es un hombre con ciertas aficiones pedófilas (más leña al asunto) que se encarga de suministrar a Eli sangre cuando ella está tan débil que no puede salir de caza por su propio pie. Junto a los protagonistas tenemos toda una serie de secundarios que también tiene historias bastante oscuras detrás de ellos y que aportan su granito de arena a la historia de Eli y Oskar.

El libro contiene auténticas escenas al más puro estilo gore, poco amables y bastante desagradables, pero la historia y, en cierto modo, la atmósfera general de la misma, las piden. Cuando vea la película, añadiré una postdata a propósito de aquélla.

P.D.: la película es una decepción absoluta. Aunque parezca imposible, es lenta y acelerada a la vez. Pesada como ella sola y, como muestra, el siguiente ejemplo: la versión que hemos visto tenía una desincronización entre imagen y sonido... pues no ha llegado nunca a solaparse la voz de un personaje con la imagen de otro. Y rápida en cuanto a la forma de contar la historia. No sé si no habiendo leído la novela quedan ciertas cosas claras. Además, no sé dónde le ha visto la gente el miedo, la verdad. Y miren que hay cosas inquietantes en el libro y que aquí se obvian totalmente. Repito: una decepción.

17 comentarios:

Robin dijo...

Había oido hablar de la película, aunque no la he visto. Ni me imaginaba quye estuviera basada en una novela anterior.

Creo que lo leeré, aunque tengo tantos libros pendientes, que no sé cuando.

Un saludo

Wunderk dijo...

La novela es buena pero la película me gustó casi más. Me suele pasar cuando veo primero la película y luego leo el libro. Pero yo creo que, en general, la gente también prefiere la película. A ver qué opina usted cuando la vea, Athena.

Si los vampiros existiesen sus vidas realmente serían como la de esta niña de Déjame entrar. También está muy bien construído el personaje del niño, un auténtico asesino en serie en potencia.

Es una de las mejores películas que he visto este año, por no decir la mejor.

Athena dijo...

Ya dejé el comentario sobre la película. Ni a mahn ni a mí nos gustó. No sé si me hubiera gustado más de no haber leído antes la novela... me parece a mí que no.

Nictea dijo...

Debe de ser una novela espeluznante ...

Athena dijo...

No la engañaré: es espeluznante :P

Wunderk dijo...

Por eso me gustó más la película... no es tan espeluznante. Es más poética y se centra en la relación de los niños.
Mejor que en la película se dejara más de lado el personaje de Hakan... ufff.
La película no es de miedo, es inquietante y deja entrever las cosas. Por eso me gustó por lo que sugiere.

Martha Cold dijo...

hummm... pues creo que ni leeré la novela ni veré la peli, que una es bastante cagueta y después las pasa canutas cuando se queda sola en casa...

Pero muy interesante la crítica, sí señor!

Athena dijo...

Querida Martha: la cosa no es como para que dé demasiado miedo. La novela es inquietante, pero ya está, y la película no da ni chispa de miedo. Y se lo dice una que no le gustan para nada las películas de miedo, concretamente las "traicioneras", es decir, las que te pegan un susto sin avisar. Cómo odio eso :P

Martha Cold dijo...

Querida Athena, gracias mil por la aclaración, pero estamos ante alguien que tras ver 'señales del futuro' se tiró meses mirando por la ventana antes de irse a dormir, o que después de leer la contraportada de 'el resplandor' lo primero que hace al salir de la ducha es limpiar el espejo... por si las moscas... en fin, que a mi lo inquietante me resulta terrorífico :s mejor no dar de comer a mi subconsciente...
;)

frelises dijo...

Coincido con Wunderk, la película, es muy buena y me gustó más que el libro aunque no desmerece nada el libro su lectura, creo que es bueno. La música Johan Soderqvist es sublime, de lo "mejorcito" que he escuchado últimamente. La fotografía buenísima.
En cuanto a literatura es un libro recomendable para leer. Es de los que yo recomendaría en este casi acabado 2009.

Yo sí que te la recomendaría Marta Cold, es un película que a parte de la sangre es muy romántica y cargada de momentos poéticos en los suburbios de un frió Stockholm.

La película es una bonita historia de amor. El libro también lo es pero transcurre
en un un contexto de abusos, dominios a abominaciones...etc

Un saludo

Wunderk dijo...

Martha, yo también soy una miedosa empedernida pero aún así la película me gustó. Me lo pensé mucho para ir a verla pero con las críticas tan buenas que tenía y con las recomendaciones que me habían hecho me lancé a la aventura. El libro sí que tiene pasajes macabros pero la película no, la verdad.

También es cierto que es la típica película que hay que ver en el cine y en pantalla grande, a lo mejor también influyó eso para que no le gustara, Athena. Si la copia era mala y no estaba sincronizada eso también influiría.

Frelises, estoy de acuerdo, la fotografía es magnífica y la música está genial. Creo que los niños también están estupendos y van acordes con el espíritu de la novela.

* * *

OJO
SPOILER: es verdad que el personaje de Hakan no queda muy claro en la película y uno se pregunta si conoció a la niña ya mayor o cuando era un niño como el protagonista. Eso en el libro sí que está contado bien. También se cuenta la historia de Eli, cosa que en la película no. Pero aún así creo que tampoco es demasiado importante para la trama argumental de la película... Ahí es donde residen las dosis de "monstruosidad" de la historia que en el film simplemente se insinúan.

Antonio Rentero dijo...

La peli me gusta muchísimo, el libro me lo apunto como el siguiente a leer, lo llevo en el e-reader nuevesico (es que en NY están todas estas cosicas taaaaaan baratas) a la espera de terminar "Zigzag" de Somoza y tras haberme merendado "The lost symbol" de Dan Brown.

Lo sé, estoy muy perro y no comento mis lecturas... este de Brown lo resumiré como "interesante en lo simbólico, excesivamente lineal y previsible en la trama y su sucesión de acontecimientos, motores de la acción cuasi inexistentes, fondo decepcionante... será todo un éxito cuando Ron Howard dirija a Tom Hanks en la inevitable peli ;-)

Luigi dijo...

Me voy a terne que leer el libro, la peli mela recomendaron y la vi como tu, el sonido iba antes que la imagen. Me pareció lenta y a veces aburrida, pero le voy a dar una oportunidad al libro, seguro que lo disfruto más!

Antonio Rentero dijo...

Veo que sois legión los que sufrís los problemas de falta de sincronía audio/video en las películas.

Os recomiendo que descarguéis el programa "The KM Player", un reproductor (tipo Windows Media, Quicktime, Divx Player varios y demás) que permite de forma muy sencilla e intuitiva innumerables ajustes, entre ellos el de adelantar o retrasar la pista de audio para que coincida con el video. Igual pierdes un par de minutos haciendo pruebas para ajustar bien (va en microsegundos) pero merece la pena.

Además soluciona cualquier problema de formatos (es como una amante voluntariosa: se lo traga todo) y tiene múltiples ajustes para que tb se ajuste a la perfección el FORMATO de la imágen y el de la pantalla.

Ya sabéis, lo de estirar o no la imégen apaisada para que en una pantalla cuadrada ocupe todo el espacio disponible sin dejar franjas negras o para respetar el formato original sin distorsionar nada.

Athena dijo...

Bueno, don Antonio, espero su comentario de "Zig Zag". Yo no digo nada para no condicionarlo...

Antonio Rentero dijo...

Pues empecé anteayer y ya llevo más de la mitad (y recuerdo que son 600y pico páginas). De momento me está gustando mucho, en los dos aspectos: trama y tema.

Me gusta mucho que Somoza escriba un best-seller sin prejuicios tratando de tú a tú a las decenas de emborronadores de literatura aeroportuaria. No es que sea el summum de la literatura pero al menos no ofende a la inteligencia como Dan Brown (luego voy con él... anmalico).

Y sobre el tema, lo de las supercuerdas, la física teórica y demás es un tema que me apasiona aunque lo entiendo casi tanto como el mecanismo de funcionamiento del cerebro femenino... pero otro día hablaremos de mi pasión por la mujer.

De Dan Brown acabo de terminar su "The lost symbol" y me estoy esperando a terminar este "Zigzag" para hacer una crítica comparada de la que ya avanzo que el yanki no va a salir nada bien parado... y así de paso a ver si me reengancho de forma activa a este delicioso blog (mea culpa, mea culpa).

Beatrice dijo...

Qué peliculón... acostumbrados siempre a que todo vaya rápido, esté hueco y no nos llene nada, esta peli me pareció fascinante...