Etiquetas

literatura norteamericana (15) Literatura de aeropuerto (14) Literatura patria (14) literatura inglesa (12) novela negra (10) siglo XIX (9) siglo XX (8) literatura irlandesa (6) Jerónimo Tristante (5) Literatura Ikea (5) Jane Austen (4) Literatura canadiense (4) Literatura francesa (4) Novela histórica (4) Serie Crepúsculo (4) Stephenie Meyer (4) Edith Wharton (3) Elizabeth Gaskell (3) Georgette Heyer (3) Lucy Maud Montgomery (3) Serie Ana de las Tejas Verdes (3) Serie Millennium (3) Stieg Larsson (3) Benjamin Black (2) Dickens (2) Historia de dos ciudades (2) Jean Christophe Grangé (2) John Connolly (2) Ken Follet (2) Literaura de aeropuerto (2) 1969 (1) 84 Charing Cross Road (1) Al borde del acantilado (1) Alicia María de los Reyes (1) Ana Frank (1) Arnaldur Indridason (1) Arthur Conan Doyle (1) Arthur G.R. Solmssen (1) Bram Stoker (1) Canción de hielo y fuego (1) Carlos Ruiz Zafón (1) Charlotte Brontë (1) Choderlos de Laclos (1) Cranford (1) Crepúsculo (1) Cristina Rodríguez (1) Dacre Stoker (1) Dan Brown (1) Diario (1) Donna Leon (1) Douglas Preston (1) Dracula (1) Déjame entrar (1) E.M. Forster (1) El Lémur (1) El Secreto de Christine (1) El alcalde de Casterbridge (1) El blog del inquisidor (1) El caso de la viuda negra (1) El documento Saldaña (1) El juego del ángel (1) El misterio de la Casa Aranda (1) El molino del Floss (1) El negocio de la Virgen (1) El otro nombre de Laura (1) El recodo del río (1) El sabueso de los Baskerville (1) El secreto de Sofonisba (1) El tesoro de los nazareos (1) Elizabeth George (1) Emma (1) Emma Donoghue (1) Enric Balasch (1) Esclavos de la oscuridad (1) Ethan Frome (1) Frankenstein (1) George Eliot (1) George R.R. Martin (1) Helene Hanff (1) Henning Mankell (1) Ian Holt (1) It (1) Jane Eyre (1) Jean Marie Auel (1) Jean Webster (1) John Ajvide Lindqvist (1) John Kennedy Toole (1) Katherine Neville (1) La Lista de los Siete (1) La casa de la alegría (1) La cruz de Tau (1) La edad de la inocencia (1) La elegancia del erizo (1) La habitación (1) La hija de Robert Poste (1) La indomable Sophia (1) La joven de Esparta (1) La mujer de verde (1) La mujer gris (1) Las amistades peligrosas (1) Las grietas del infierno (1) Lincoln Child (1) Literatura española (1) Literatura sueca (1) Lorenzo Silva (1) Lorenzo de' Medici (1) Los Asesinatos de Manhattan (1) Los amantes (1) Los hombres de la guadaña (1) Louis May Alcott (1) Luis Leante (1) Mark Frost (1) Mary W. Shelley (1) María Victoria Santos (1) Matrimonio de conveniencias (1) Maurice (1) Mira si yo te querré (1) Moisés Garrido Vázquez (1) Mr. Vértigo (1) Mujercitas (1) Muriel Barbery (1) Norte y Sur (1) Orgullo y prejuicio (1) Papaíto Piernas Largas (1) Paul Auster (1) Pedro Amorós (1) Pedro Antonio de Alarcón (1) Pedro de Paz (1) Philip Vandenberg (1) Pisando los talones (1) Pruebas falsas (1) Rubén Castillo (1) Saga Dollanganger (1) Sentido y sensibilidad (1) Serie Distritos (1) Serie Los Hijos de la Tierra (1) Seth Grahame-Smith (1) Sin testigos (1) Stella Gibbons (1) Stephen King (1) Sue Grafton (1) Suzanne Collins (1) T de trampa (1) Thomas Hardy (1) Torcuato Luca de Tena (1) Un lugar llamado libertad (1) Una princesa en Berlín (1) V.C. Andrews (1) Venetia (1) gabinete de lectura (1) serie Víctor Ros (1) siglo XXI (1)

lunes, 31 de agosto de 2009

El documento Saldaña

Desde que mi hermano me prestó esta novela después de que yo misma se la regalara la pasada Navidad han pasado unos cuantos meses en que se quedó esperando en la estantería. Tenía que leerla y devolvérsela y por fin la he terminado.

Me había atascado en los primeros capítulos. Este último mes la he recuperado y definitivamente me enganché cuando leí lo siguiente:

"Lola conocía la historia de la colección Saldaña y su contenido aproximado por el estudio de libros, crónicas y documentos de la época. De memoria, y recordando su época de estudiante, evocó algunos de los datos leídos acerca de de aquella majestuosa colección: el conjunto poseía, entre otras muchas otras, valiosas piezas de arte religioso de los siglos XVI y XVII, entre las que destacaba un retrato de Santa Rufina atribuido a Velázquez. También formaban parte de la colección varias esculturas de FRANCISCO SALCILLO, pinturas de Cézanne y Vermeer, algunas de las obras tempranas de Van Dyck y del maestro flamenco Rubens y la que fuera sin duda la pieza más codiciada de toda la colección: bocetos preparatorios originales de La batalla de Cascina de Miguel Ángel, realizados por el artista y destinados al diseño de una serie de murales que adornaría el Palazzo Vecchio de Florencia. Y todo eso sin contar una extensa serie de piezas que se podían catalogar de menores. El valor actual de mercado de la colección Saldaña podría superar sin ningún pudor los veinte millones de euros".

Así que ese Francisco Salzillo con "c" fue lo que definitivamente me enganchó, coincidiendo, además, cuando la historia comienza a ponerse más interesante. Yo también quería ser partícipe de la búsqueda de unos salzillos desaparecidos, por lo que desde ese momento la he leído de inmediato y si no he terminado antes es porque la he ido alternando con otras. En realidad, no se vuelve a citar nunca más al escultor murciano y lo que sobre todo codician los coleccionistas que van tras el tesoro son los huevos que Fabergé hiciera para los zares de Rusia a finales del siglo XIX y comienzos del XX.

Se trata de un libro de aventuras y misterio protagonizado por el curioso personaje de Miguel Cortés, "persuasor" de oficio, que vive de trabajillos de encargo y que con la búsqueda de la mítica colección de arte que perteneciera a un antiguo industrial de comienzos de siglo XX, Rodrigo Saldaña, pretende que cambie su suerte y su estilo de vida. Le acompaña la intrépida y atractiva Lola Álvarez, experta en arte, y juntos se enfrentan a peligros varios, especialmente a personajes de la mafia rusa que buscan por Madrid el mismo tesoro y que están asesorados por un peculiar catedrático de Historia del Arte, Leopoldo Varela.

No sé si Pedro de Paz volverá a utilizar el mismo personaje para otra segunda parte de la novela... Hubiera sido posible si todo acabara como apunta el penúltimo capítulo. Pero tras leer el final ya tengo mis dudas.

Es un libro muy entretenido, con una buena dosis de misterio y acertijos, sin que resulten apabullantes o irreales, con una interesante dinámica entre los dos protagonistas y con buenos personajes "de reparto", que es lo que más me ha gustado de todo: el informático Wolf, el cruel Mihail Vassiliev (con muchas concomitancias con el propio Miguel Cortés), la bella Irina, el poli Tejada, el gitano Flores y el "cabrón" y variable gato de Cortés, Durruti.

4 comentarios:

Pedro de Paz dijo...

Estimada Wunderk:

Gracias por tus amables palabras. Me alegra mucho que hayas disfrutado con la lectura de El documento Saldaña y lamento la errata -mea culpa y de nadie más- en el nombre del escultor murciano.

"Durruti" es uno de los hallazgos de la novela. Varios lectores me han comentado que se encuentra entre sus personajes favoritos.

Un cordial saludo,
Pedro de Paz

Wunderk dijo...

Pedro, desde que te asomaste a estas Lecturas Reunidas hace unos meses, te declaraste fan de "Los tres investigadores" y leí el primer capítulo de tu libro estaba deseando hacerme con él.

Si no lo he hecho antes y me atasqué al principio es porque he llevado un año de lo más liado (y como digo siempre, a pesar de lo mucho que me gusta la novela policiaca y de misterio me siento culpable si la leo cuando no es verano, cosas mías...).

Y no pasa nada porque Salzillo con "c" es totalmente correcto. Lo que ocurre es que él siempre firmaba con "z" (¿orgullo de su apellido italiano?) y al final es la acepción que ha prevalecido con el tiempo (porque también fue Zarcillo y otras muchas variantes más).

Me ha hecho mucha ilusión que Saldaña tuviera varios salzillos.

Y sobre todo me lo he pasado muy bien leyéndote. Así que ojalá nos deleites pronto con otra buena novela.

Un saludico, Wk.

Athena dijo...

Qué bien que los autores se pasen por aquí :)

Pedro de Paz dijo...

Yo también espero, Wunderk, poder ofrecer pronto una nueva muestra de mi trabajo. Y que continueis acogiéndola de esta forma tan benevolente. Muchas gracias.

Un placer, Athena. :-)

Un cordial saludo,
Pedro de Paz