Etiquetas

literatura norteamericana (15) Literatura de aeropuerto (14) Literatura patria (14) literatura inglesa (12) novela negra (10) siglo XIX (9) siglo XX (8) literatura irlandesa (6) Jerónimo Tristante (5) Literatura Ikea (5) Jane Austen (4) Literatura canadiense (4) Literatura francesa (4) Novela histórica (4) Serie Crepúsculo (4) Stephenie Meyer (4) Edith Wharton (3) Elizabeth Gaskell (3) Georgette Heyer (3) Lucy Maud Montgomery (3) Serie Ana de las Tejas Verdes (3) Serie Millennium (3) Stieg Larsson (3) Benjamin Black (2) Dickens (2) Historia de dos ciudades (2) Jean Christophe Grangé (2) John Connolly (2) Ken Follet (2) Literaura de aeropuerto (2) 1969 (1) 84 Charing Cross Road (1) Al borde del acantilado (1) Alicia María de los Reyes (1) Ana Frank (1) Arnaldur Indridason (1) Arthur Conan Doyle (1) Arthur G.R. Solmssen (1) Bram Stoker (1) Canción de hielo y fuego (1) Carlos Ruiz Zafón (1) Charlotte Brontë (1) Choderlos de Laclos (1) Cranford (1) Crepúsculo (1) Cristina Rodríguez (1) Dacre Stoker (1) Dan Brown (1) Diario (1) Donna Leon (1) Douglas Preston (1) Dracula (1) Déjame entrar (1) E.M. Forster (1) El Lémur (1) El Secreto de Christine (1) El alcalde de Casterbridge (1) El blog del inquisidor (1) El caso de la viuda negra (1) El documento Saldaña (1) El juego del ángel (1) El misterio de la Casa Aranda (1) El molino del Floss (1) El negocio de la Virgen (1) El otro nombre de Laura (1) El recodo del río (1) El sabueso de los Baskerville (1) El secreto de Sofonisba (1) El tesoro de los nazareos (1) Elizabeth George (1) Emma (1) Emma Donoghue (1) Enric Balasch (1) Esclavos de la oscuridad (1) Ethan Frome (1) Frankenstein (1) George Eliot (1) George R.R. Martin (1) Helene Hanff (1) Henning Mankell (1) Ian Holt (1) It (1) Jane Eyre (1) Jean Marie Auel (1) Jean Webster (1) John Ajvide Lindqvist (1) John Kennedy Toole (1) Katherine Neville (1) La Lista de los Siete (1) La casa de la alegría (1) La cruz de Tau (1) La edad de la inocencia (1) La elegancia del erizo (1) La habitación (1) La hija de Robert Poste (1) La indomable Sophia (1) La joven de Esparta (1) La mujer de verde (1) La mujer gris (1) Las amistades peligrosas (1) Las grietas del infierno (1) Lincoln Child (1) Literatura española (1) Literatura sueca (1) Lorenzo Silva (1) Lorenzo de' Medici (1) Los Asesinatos de Manhattan (1) Los amantes (1) Los hombres de la guadaña (1) Louis May Alcott (1) Luis Leante (1) Mark Frost (1) Mary W. Shelley (1) María Victoria Santos (1) Matrimonio de conveniencias (1) Maurice (1) Mira si yo te querré (1) Moisés Garrido Vázquez (1) Mr. Vértigo (1) Mujercitas (1) Muriel Barbery (1) Norte y Sur (1) Orgullo y prejuicio (1) Papaíto Piernas Largas (1) Paul Auster (1) Pedro Amorós (1) Pedro Antonio de Alarcón (1) Pedro de Paz (1) Philip Vandenberg (1) Pisando los talones (1) Pruebas falsas (1) Rubén Castillo (1) Saga Dollanganger (1) Sentido y sensibilidad (1) Serie Distritos (1) Serie Los Hijos de la Tierra (1) Seth Grahame-Smith (1) Sin testigos (1) Stella Gibbons (1) Stephen King (1) Sue Grafton (1) Suzanne Collins (1) T de trampa (1) Thomas Hardy (1) Torcuato Luca de Tena (1) Un lugar llamado libertad (1) Una princesa en Berlín (1) V.C. Andrews (1) Venetia (1) gabinete de lectura (1) serie Víctor Ros (1) siglo XXI (1)

martes, 25 de noviembre de 2008

La conjura sixtina vs El código Da Vinci




Seguimos con literatura de aeropuerto y seguimos también comparando dos obras. Esta vez nos adentramos en el mundo de las conjuras y secretos que oculta la Iglesia católica, así como su relación con el mundo del arte.


La conjura sixtina. Esta novela la cogí en su momento pensando que se titulaba La Capilla Sixtina y que era un estudio sobre las pinturas de Miguel Ángel. Pero cuando vi que era una novela y de lo que trataba, no me lo pensé. Aquí nos presenta Philip Vandenbeg una trama que nos lleva de la época actual a la Italia del Renacimiento, con Miguel Ángel como protagonista y sus malas relaciones con los papas, que tanto lo atormentaron a lo largo de su vida. En nuestra época, el personaje principal es Joseph Jellinek, prefecto para la Congregación de la Fe, heredera de la Santa Inquisición. El escritor nos mete desde un principio en el asunto que nos interesa y, tras un breve prólogo en el que un personaje misterioso se dispone a contar la historia al autor, nos presenta a un Jellinek cabreado porque han aparecido unas letras misteriosas durante la restauración de las pinturas de Miguel Ángel. A partir de aquí son numerosas las conjeturas que se hacen sobre es significado de esas letras y qué pretendía el artista florentino con ellas. Poco a poco se va revelando una compleja trama que desencadenará un final inesperado...


Sólo añadir que Vandenberg se repite en cuanto a argumento en El quinto evangelio. De esta novela se dice que revela un secreto que traerá consecuencias para la humanidad. Pues no, señores, porque toda la humanidad no es cristiana. En La conjura sixtina el que se ve afectado con el descubrimiento final es el protagonista, porque es un hombre de la Iglesia y ve desmoronarse todo en lo que ha creído.




El Código Da Vinci. La polémica que trajo esta novela no está justificada para nada. La gente es tan crédula que piensa que todo lo que aquí lee es verdad. Con tal de echar tierra y poner verde a la Iglesia católica, los hay capaces de tragarse cosas que sólo son ficción. Si nos ponemos así, La conjura sixtina es más creíble y sus argumentaciones más reales que las de la novela de Dan Brown, y no por ello se tienen que desmoronar las creencias de nadie. Lo que este hombre ha hecho ha sido novelar un montón de información preexistente. Es más, cuando me estaba leyendo el libro todo me sonaba demasiado, hasta que caí en que lo había leído en una edición especial de la revista Más allá dedicada a los misterios del arte. Por otro lado, se podría haber titulado El código fulanico, porque lo que es el personaje de Da Vinci no es tan determinante, todo lo contrario de lo que ocurre con Miguel Ángel en La conjura sixtina. La trama es más que increíble, porque todo pasa en veinticuatro horas donde esta gente ni duerme y va de un sitio a otro con una rapidez que ni el mismísimo Phileas Fogg. Y luego, para remate, mucho sacar conclusiones y meter información de todo tipo para llegar a un final de lo más chorra. Estamos sabiendo desde el principio de la novela que Jesús tuvo una hija con la Magdalena, ¿dónde queda el misterio?

9 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Laa retahíla de novelas estilo "El códig DaVinci" da para una tesis doctoral...

A mí Vandenberg me gusta bastante, quizá tb pq no es tan "estrella" como Brown y desde luego junta las letras un poquico mejor.

De hecho de Brown creo que la única novela aceptable que tiene es "Ángeles y demonios", que además resulta muy entretenida. Las demás son insultos a la inteligencia cuya lectura solo resulta tolerable en vacaciones o mientras se cruza el cielo en un avión y quieres evadirte de la posibilidad de una catástrofe aérea.

Que esa es otra, por entrar en un solo detalle, en estas novelas la gente va por al mundo de una punta a otra con una suspensión de la incredulidad rayana en la ciencia ficción en lo tocante a los viajes en avión... siempre hay vuelo, siempre hay butacas disponibles, nunca hay retrasos, además deben ser siempre de Ryanair y de Easyjet pq nadie se arruina pagando vuelos a la otra punta del mundo, siempre les funciona la tarjeta de crédito, siempre hay dinero suficiente para pagar los billetes...

Ya digo, ciencia ficción.

Antonio Rentero dijo...

Se me olvidaba, creo que habia una novela tb de Vanderberg cuyo título ahora no recuerdo (algo de un escarabajo...) en la que una especie de Anticristo aparecía en Egipto, hipnotizaba a todo el país y hacía que estos desmoronasen las pirámides y construyeran con los bloques de piedra sacados de allí un inexpugable muro alrededor del país... ya digo, hard sci-fi :-)

Pale Blonde dijo...

Me negué en rotundo a leer "El código da Vinci" precisamente por la cantidad de tonterías que se podían "justificar" contra la Iglesia.Eso sí,vi la peli por aquello de no quedarme sin nada y...me alegro mucho de no haberme leido el libro.Sólo hay un escenario de la peli (y por ende,del libro) que me parece de lo mas apasionante y que tuve el placer de visitar....la Capilla de Rosslyn en las afueras de Edimburgo...Ese sitio sí que es enigmático si...

Antonio Rentero dijo...

La peli de "El codigo..." es mala con avaricia, solo me gusta la fotografia de la secuencia del Concilio y del saqueo de Roma y como plasman el proceso deductivo del prota... pero vamos, que hasta un reloj estropeado dos veces al dia da la hora correcta :-)

Creo de todas formas que es una peli con la misma personalidad de un saco de cemento Portland y casi su misma consistencia y capacidad de ser digerida.

En cualquier caso acudire a ver la peli de "Angeles y demonios", por si suena la flauta... y pq a veces creo que mi capacidad de sufrimiento cinefilo no tiene limites ni fronteras ;-)

Athena dijo...

Querido Antonio: el argumento de esa novela de Vandenberg que apunta más arriba es la repera. Lo pillan Iker Jiménez y su pandilla de desocupados de "Cuarto Milenio" y tienen para una temporada entera.

Antonio Rentero dijo...

El Iker si que es para una novela... :-)

Athena dijo...

Pues tiene una, y muy mala, llamada "Camposanto". Aquí la cosa es con El Bosco. Pajica (en el sentido literal y no el otro, no me sean...).

Antonio Rentero dijo...

Pues ya hay que ser torpon para no hacer algo interesante con El Bosco de por medio...

Y ya que sale el tema de los periodistas del mas alla, ¿que os parece Javier Sierra?

A mi como divulgador de esos temas es que me encanta (otra cosa es que me lo crea, a el y a los demas, que yo en cuanto acabe de ver los emails me enchufo a la Tertulia de las Cuatro C de "La rosa de los vientos" (fuerza y honor).

Como novelista me deja siempre con el mismo sabor de boca de insatisfaccion que Perez Reverte, que acaban las novelas los dos con el culo, pero me entretiene mucho y me cae muy bien.

frelises dijo...

Me gustó cuando la leí, pero el poso dejado por esta obra en mi tras unos años es más bien escaso.
Es ingenioso pero no original. Tiene una técnica de escritura buena pero demasiada elaborada a veces en sus finales de capítulos para seguir leyendo y leyendo.

En fin no está mal y aunque lo he leído no lo recomiendo.